Proyecto ITEAS

ITEAS es un programa afectivo sexual para adolescentes y jóvenes, formando parte de un itinerario y elaborado desde la inspectoria. Su objetivo principal es ayudarles a dar respuesta a muchas de las preguntas que se plantean sobre la amistad, el amor, la fecundidad y la sexualidad.

El nombre de dicho programa viene de la explicación en inglés:

Teen: adolescente.

Sexual: sexual.

Teaching: Educación.

Adult: adulto

Responsability: responsabilidad.

Se entiende que las personas somos un todo y se distinguen cinco aspectos de esa totalidad:

Emocional: nuestros sentimientos y emociones que debemos de entender e integrar.

Físico. Nuestro cuerpo, para qué está hecho, su significado.

Intelectual: todo lo que somos capaces de razonar y comprender.

Espiritual: somos cuerpo y alma también.

Social: desde que nacemos vivimos en una comunidad de personas.

El itinerario empieza en los cursos de 2º de la ESO y termina en 4º de la ESO. Dicho itinerario requiere el consentimiento tanto por parte de los padres como de l@s alumn@s, así como un compromiso de confidencialidad entre alumn@s y personas responsables.

ASPECTOS GENERALES

Las finalidades generales del itinerario son:

Mejorar la identidad de las personas.

-       Valorar su libertad y capacidad de decisión.

-       Desarrollar en los jóvenes el respeto por el don de la vida, como fuente de compromiso y responsabilidad.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Adquirir conocimientos amplios sobre la sexualidad acordes a su edad y a sus necesidades para relacionarse consigo mismo y con los demás.

-       Desarrollar una actitud positiva de la sexualidad que afecta a todo nuestro ser, que es fuente de salud, comunicación, afecto, reproducción y aceptación hacia nuestro propio cuerpo que ha sido creado por Dios.

-       Adquirir habilidades interpersonales que favorezcan la educación, el respeto y la ética en las conductas sexuales, evitando la agresividad, condescendencia y cualquier práctica de riesgo.

-       Favorecer la comunicación entre padres e hijos y educadores.

-       Actuar con naturalidad ante los temas sexuales favoreciendo actitudes de respeto y desarrollando un vocabulario preciso y no discriminatorio.

-       Comprender algunas de las diferencias psicológicas y fisiológicas entre los hombres y las mujeres.

-       Expresar mejor los propios sentimientos y deseos sexuales y aceptarlos.

-       Mejorar la autoestima, el respeto por nuestro cuerpo y el de las demás.

-      Adquirir competencias para la correcta toma de decisiones y para asumir responsabilidades